jueves, 25 de febrero de 2016

Business Model Canvas - Modelo de Negocios Canvas

La traducción más exacta sería "Lienzo de Modelo de Negocios", pero no vamos a entrar aquí en discusiones lingüísticas. El "Modelo de Negocios Canvas" es un sistema para organizar ideas de negocios antes de comenzar a realizar un estudio serio como un plan de negocios, un estudio de factibilidad o un proyecto de inversión.

Trabajardesdecasasi.com

El Lienzo está dividido en 9 partes que son las vitales en un negocio y permite plasmar nuestras ideas en poquísimo tiempo.

  1. Propuesta de Valor: Qué problemas de los consumidores resolvemos, qué necesidades satisfacemos. Las características principales del producto o servicio que ofreceremos.
  2. Segmento de Mercado: A quiénes va dirigido nuestro producto o servicio.
  3. Canales de Distribución: Cómo va a llegar el producto a los clientes. Detallamos todos los canales de distribución que utilizaremos.
  4. Relación con Clientes: Cómo tener clientes, qué relación tener con ellos, cómo mantenerlos y qué hacer para que incrementen sus compras.
  5. Fuentes de Ingreso: Cómo cobraremos por nuestro producto o servicio, el modelo de ingresos y las políticas de precios.
  6. Recursos Clave: Qué necesitamos para que nuestro negocio esté ene marcha.
  7. Actividades Clave: Cuáles son las tareas y estrategias para que el negocio funcione.
  8. Socios Clave:  Los accionistas, administradores (en caso contratar a alguien), los proveedores (de materias primas, de productos, de partes, de crédito, etc.)
  9. Estructura de Costos: Determinamos cuánto nos cuesta el poner en marcha nuestro negocio, cuáles son los costos fijos, cuáles los variables, etc.)


Algunos comienzan por el número 2 y luego van al 1, pero me parece más lógico y sensato plantear primero la Propuesta de Valor.

La parte derecha del lienzo (2,3, 4 y 5), se refiere a los clientes y nuestra relación con ellos.
La parte izquierda del lienzo (6,7,8 y 9) tiene que ver con el funcionamiento interno del negocio.

Este modelo es muy dinámico, nos permite modificarlo conforme vamos avanzando en el negocio que queremos hacer. En línea tenemos una herramienta que se llama Canvanizer , está en inglés, pero podemos llenarlos en castellano, solo entramos en la web y listo, comenzamos a llenar nuesto lienzo.

¿Te animas a comenzar a organizar tu idea de negocios? ¿Qué te parece este modelo?

jueves, 18 de febrero de 2016

Obama: Segundo Round

A principios de 2010 escribí para la Revista Economía & Tabasco un artículo sobre las expectativas de las gestiones en política económica de Obama durante su segundo año de gobierno.
Hace un año el mundo asistía con interés y esperanza a la toma de protesta del primer presidente negro en la historia de los Estados Unidos, Barack Obama, quien asumía el cargo en medio de la peor crisis económico financiera de la historia.
Nunca un cambio presidencial en nuestro vecino del norte había generado tal interés, y es que la crisis nos mostró la incapacidad de la administración Bush para prevenirla, además de llevar a cabo una serie de políticas, tanto internas como externas, muy impopulares tanto dentro como fuera del país.

Ilustración gracias a Zuly Flores
Durante los primeros meses vimos a Obama aplicar el multimillonario paquete de estímulo para Wall Street y para las armadoras de autos por 787 mil millones de dólares, lo cual se tradujo en la mayor intervención del gobierno en la economía de la historia, canjeando la ayuda por acciones de las empresas que se acogieron al plan para luego vender esos títulos y generar una ganancia para el estado cuando las acciones suban su precio y pase la crisis. Ese plan echó al traste todas las recomendaciones que Estados Unidos y los organismos internacionales exigen implementar a todos los países del mundo. Es cierto que sin este programa habría más desempleo en Estados Unidos, pero también lo es que el 10% de desempleo es una tasa muy alta, por lo que el ciudadano norteamericano ve como una pérdida de tiempo y de recursos el millonario plan de rescate.
La agenda de Obama en este primer año tuvo como tema principal la nueva ley del seguro médico, ello lo llevó a enfrentarse abiertamente con el Partido Republicano y a polarizar a la opinión pública norteamericana. Consecuencia de esto es el hecho de que el Partido Demócrata haya perdido hace unas semanas la elección de senador en el estado de Massachussets para sustituir al fallecido Edward Kennedy.
Si bien es cierto el programa de los 787 mil millones de dólares impidió que la crisis se hiciera más profunda, también no es menos cierto que ese dinero era también para impedir que la pérdida de trabajos. A pesar de las buenas intenciones, los créditos no subieron ya que los bancos emplearon el dinero del programa en dar crédito a las grandes empresas, en vez de hacerlo circular dentro la economía para que la pérdida de trabajos no sea tan grande.  A pesar de los propósitos del plan de rescate implantado por la administración Obama, desde que la recesión comenzó en diciembre del 2007 se perdieron 7 millones de trabajos, un poco más de la mitad de los cuales se perdieron durante el 2009.
La crisis también produjo que los precios del oro se fueran a cifras históricas, cotizándose la onza en alrededor de US$ 1,100, producto de que cada vez más inversionistas y administradores de fondos se refugian en el metal dorado para estar más protegidos. Lo cual nos lleva a pensar en qué pasaría si el gobierno quiere bajar el precio del oro, para ello no haría falta que saliera a venderlo sólo que manifestara un pequeño interés en hacerlo, entonces las pérdidas serían inmensas. La caída del precio del oro a su nivel normal comenzará a registrarse en el corto plazo, si es que los indicadores económicos comienzan a mejorar como lo esperan los especialistas.
A pesar de los mejorías en la economía y de 10 meses de alza en Wall Street, los precios de la casas están bajos (como deberían estar), los incumplimientos de la hipotecas están creciendo y los préstamos sólo están disponibles para los grandes consorcios.
Al cabo de un año, las prioridades han cambiado, el aumento de los trabajos es ahora el tema principal, además del cambio de vocabulario donde la palabra “estímulo” es asociada por la opinión pública con el regalo multimillonario a los bancos y armadoras que “no ha dada resultado alguno”, por la frase “ideas objetivo” que tendrán un impacto positivo en el sector privado para contratar nuevos trabajadores.
Obama enfrenta decisiones muy delicadas en los siguientes meses. Por un lado no puede retirar el programa de estímulos tan rápidamente porque eliminaría el frágil nivel de recuperación de la economía y, por el otro, si decide dar un impulso mayor en la creación de nuevos empleos se arriesga a alimentar la inflación.
De cualquier modo, para poder salir de la crisis de manera segura, habrá que comenzar a crear trabajos no de manera acelerada, sino lentamente, además habrá que emitir mayor deuda pública (léase mayor déficit fiscal) y subir los impuestos.
Una de las preocupaciones de siempre de siempre es el déficit fiscal, Obama piensa crear una comisión bipartidaria a fines del 2010 para que haga recomendaciones con el fin de encontrar maneras de reducir dicho déficit, a la vez que también haría recomendaciones sobre impuestos y programas como la Seguridad Social, el Medicare y el Medicaid.
En suma, el 2010 será el año en el cual debe comenzar a avanzar muy lentamente la locomotora del crecimiento norteamericano para, como es costumbre, pueda avanzar de mejor manera México.

lunes, 15 de febrero de 2016

La Nueva Legislación Bancaria

El 8 de julio del 2010 publiqué en mi blog personal un artículo sobre la Nueva Legislación Bancaria que se estaba preparando luego de la crisis. Espero que les guste.

A mediados de junio, en plena efervescencia mundialista, dicho sea de paso del peor mundial de fútbol en décadas, se publicó una nota en Internet sobre la nueva legislación que se pretende promulgar en la Unión Europea y las resistencias de los bancos a ser controlados.

Ha pasado poco más de año y medio desde el comienzo de la crisis y la legislación financiera no ha cambiado un ápice. Como recordaremos la crisis de inició como el colapso del sistema financiero incapaz de poder asumir las grandes pérdidas originadas por una serie de movimientos especulativos que llevaron a la bancarrota al sistema y con ello a las principales economías del planeta.

A principios de junio, las entidades financieras agrupadas en el Instituto de Finanzas Internacionales (Institute of International Finance) han alertado que la nueva legislación retrasaría el crecimiento y costaría millones de empleos, es que las autoridades de la Comunidad Europea pretenden elevar, entre otras regulaciones, el porcentaje del encaje bancario (porcentaje del dinero de un banco que debe mantenerse como reserva líquida).

Uno se pone a pensar y, en verdad, los bancos tienen razón. Con una menor cantidad de dinero disponible para créditos a los pequeños y medianos empresarios, que en el mundo son los que más empleo generan los negocios no podrán seguir creciendo o, en el peor de los casos, subsistiendo. Con menos recursos para prestar, los créditos se hacen más caros y escasos. Con menos dinero para prestar, los intereses de las tarjetas de crédito crecerían. Con menos dinero para prestar, el crecimiento de las economías se vería seriamente perjudicado y con ello los índices de empleo. Qué buenos y sensatos son los bancos, ¿verdad? El asunto es que los bancos han manejado, manejan, (y si las cosas siguen igual) manejaran el dinero de sus depositantes en la manera que les plazca y no van a hacerse responsables de sus errores, cuando fallen pedirán a los gobiernos un rescate que todos los ciudadanos pagarán y listo, hasta la próxima crisis.

En Estados Unidos, la reforma financiera que propone Obama se basa, entre otras cosas, en lo siguiente: cobrar una cuota de reembolso por el rescate financiero a las instituciones que hicieron uso del mismo, prohibir que los bancos crezcan tanto que constituyan un riesgo para la economía, prohibir que los bancos sean dueños de fondos o casas de inversión, imponer una mayor supervisión por parte del Estado del sistema bancario, de los fondos de inversión, de los negocios hipotecarios y de todo actor que intervenga en el sistema financiero tanto dentro del territorio norteamericano como fuera de éste. Además, recomienda la creación de algunos entes gubernamentales de control y de defensa del consumidor.

En enero de este año, Obama inició su campaña para poder “domar” al sistema financiero norteamericano, el cual gasta fortunas en lobbies en el Congreso norteamericano con el fin de impedir que se de una reforma financiera que los controle y que haga que sus operaciones sean transparentes.

Sorprende gratamente, aunque los sectores de Wall Street lo hayan catalogado como populista, el lenguaje con que el presidente norteamericano se refirió al sistema bancario el 21 de enero, traduzco un párrafo de su discurso: “Mi decisión es sólo reforzada cuando veo un regreso a las viejas prácticas de algunas de las mismas firmas que se oponen a las reforma; y cuando veo dispararse los beneficios y los bonos obscenos en algunas de las mismas firmas que claman que no pueden prestar más a los pequeños negocios, que no pueden mantener los intereses de las tarjetas de crédito bajos, que no pueden pagar una cuota para rembolsar a los que pagan impuestos por el rescate sin pasarlo como costo a los accionistas o consumidores – esos son los reclamos que están haciendo. Es exactamente esta clase de responsabilidad la que hace necesaria un reforma clara.”


Ha pasado un año y medio desde el descalabro financiero y, como Obama dice, se han recuperado gran parte de los 700,000 millones de dólares del rescate, el sistema financiero se ha visto reforzado, pero… sin ánimo de enmienda, sin el más mínimo agradecimiento hace la sociedad que ha pagado con mucho sacrificio todas sus irresponsabilidades. Se suponía que el rescate era para poner en marcha la economía norteamericana, que los recursos se iban a repartir a los pequeños y medianos. Todo fue un sueño, el rescate sirvió para que las empresas asociadas a los grupos financieros pudieran capear el temporal o, en su defecto, a refinanciar sus pasivos. ¿Y los pequeños y medianos empresarios? Pues nada.

Se han perdido en Estados Unidos cerca de 8 millones de empleos con el problema social, económico, familiar y emocional que ello trae. En un reciente intervención de Obama en la página de la Casa Blanca (www.whitehouse.org) decía que la reforma se hacía en el espíritu de que nunca más los ciudadanos tengan que pagar un rescate y que por ello debían cambiarse las leyes que precisamente llevaron a las instituciones bancarias a hacer uso de esos huecos que tienen las leyes para tomar riesgos que no supieron manejar.

Hay una pregunta que es válida: ¿Si dejábamos que los bancos quiebren qué hubiera pasado? ¿Tendríamos una crisis tan grande como la actual? ¿Estaríamos mejor? La pregunta es compleja. Los bancos siempre nos han vendido la idea de que si quiebran las economías colapsan, tienen en parte razón. En mi opinión, hubiera sido interesante y aleccionador para el sistema financiero mundial dejar que al menos un pez gordo quebrara para enviar un mensaje a los demás: “La próxima vez que hagas lo que te venga en gana, puedes ser tú el que desaparezca.” Eso implicaría una serie de herramientas y previsiones que los gobiernos deberían implementar.

En nuestros países latinoamericanos se aplica mucho aquel dicho: “Hecha la ley, hecha la trampa.” Ahora vemos que esa es una de las reglas que más practica el sistema financiero.

lunes, 8 de febrero de 2016

¿Educación Financiera en Casa o en la Escuela?

¿Es necesario que los hijos desde muy jóvenes aprendan el valor del dinero? ¿Es necesario enseñarles a tomar pequeñas decisiones financieras que los preparen poco a poco para las grandes decisiones que les tocará tomar cuando sean grandes? ¿Cómo hacerlo? ¿Qué metodología utilizar? ¿Esa educación debe darse en la casa? ¿Debe darse en el colegio? ¿En ambos? ¿Por dónde comenzar?



El tema en sí no es tan fácil como decir comenzamos con el interés simple, luego el compuesto y luego vamos complicando las cosas enseñando el leasing y así…

La educación financiera se debe dar en las casas y en el colegio. En las familias debe tenerse especial cuidado en prestar atención a las preguntas que sobre dinero hagan los hijos, debemos tener en cuenta que las respuestas y el tratameinto que se les dé podrían determinar los comportamientos de toda una vida. El interés debe ser máximo, los padres no van a estar siempre con los hijos y es bueno comenzar desde temprana edad a enseñar costumbres financieras sanas.

Por ejemplo: si su hijo quiere una bicicleta montañera para las vacaciones de mitad de año porque quiere ir a visitar a los primos al campo. ¿Qué puedes hacer como padre? Estamos en febrero, las vacaciones de mitad de año son en julio (esto en Perú) y en junio (en México y Centroamérica). Vamos a Internet, una buena bicicleta cuesta alrededor de S/. 1,300.00. Hay dos opciones, o la compras tú directamente o puedes “hacer que su hijo la compre”. Imaginemos que le has asignado la cantidad de100 soles semanales, del 15 de febrero al 15 de julio (día de la compra de la bicicleta) hay 21 semanas. En términos de dinero, son S/. 2,100.00. De los S/.100.00 semanales, tu hijo tendrá que guardar S/.62.00, solo tendrá S/.38.00 para gastar. Como un extra, también puedes premiar su rendimiento escolar, por decir, por cada 20 que saque le darás 40 soles. Lo cual hará que tu hijo tenga más plata para el gasto diario. Al final, ese 15 de julio, acompañarás a tu hijo a comprar la bicicleta y dejarás que él pague.

¿Qué enseña esto? Responsabilidad, disciplina, noción de ahorro, trazo de metas. Hasta es probable que tu hijo compre una bicicleta de menor precio si es que hay una oferta que le guste… Todo con el “dinero de tu hijo”.

Hasta ahora todo queda en la casa, en la familia. ¿Qué le queda al colegio? Pues la formación teórica, pero para que sea efectiva debe ser motivadora. Involucrar al alumno en toma de decisiones. Por ejemplo: se puede crear juegos grupales para invertir dinero, con las tasas del mercado y con el tipo de cambio. Con el tiempo se van haciendo más complejos los ejercicios.

¿Por qué en el colegio? Porque los pedagogos, los que saben enseñar son los profesores, los padres muchas veces no tienen tiempo para sentarse en una mesa a explicar los conceptos que les enseñan a sus hijos, porque o no se acuerdan de ellos o ya no se enseñan de la manera cuando ellos eran escolares.

¿Es importante enseñar sobre el dinero? Definitivamente lo es, pero no lo es todo. Hay que enseñar actitud. ¿Cómo? Efectivamente, actitud. Como preguntaría Robert Kiyosaki: ¿Trabajar para el dinero o que el dinero trabaje para ti? ¿Ir a la universidad, terminar la carrera, entrar a trabajar en una gran empresa? ¿O hacer eso mismo y al final ser dueño de una empresa?

¿Encajar en el sistema o sobresalir? ¿Criamos a nuestros hijos para encajar o sabresalir? Pues sí, para encajar. Ahí hay un problema que trataremos en otro post.

Cierto es que hay ahora en diferentes colegios cursos de emprendimientos a partir de 3ro. de secundaria, que se les enseña a emprender, “porque tú eres el emprendedor que necesita el Perú”. Nada más ridículo y falso. ¿Cómo? Sí pues, falso.

No todos son emprendedores, no todos son lideres, también están los seguidores, los administradores, los contadores, los encargados de las plantas industriales, gente que es feliz haciendo su trabajo día a día, sin complicarse la vida en emprendimientos. ¿Y eso es malo? No, ¿se imaginan un mundo lleno de emprendedores? Fatal, no iríamos a ninguna parte.

En el siguiente post hablo un poco de eso: Emprender

Entonces, claro que se debe enseñar a emprender y a saber administrar dinero. Pero también se debe enseñar a comprender el papel de cada uno dentro de las empresas o emprendimientos. ¿Por qué? Porque no todos somos iguales. Están los extrovertidos, los introvertidos, los irascibles, los pacíficos, los emprendedores, los seguidores, los vendedores, los administradores… Y así podríamos seguir enumerando.

La educación financiera debe tener como meta que nuestros hijos sepan qué hacer con su dinero a fin de mes, que sepan escoger la mejor manera de gastar, ahorrar e invertir. ¿Por qué? Porque después de la universidad cuando ingresen al mercado laboral y les comiencen a llover las tarjetas de crédito y otros medios que los endeuden, puedan saber discernir entre las mejores opciones y no volverse locos aceptando condiciones que nunca van a poder cumplir.

¿Qué opinas sobre la educación financiera en los colegios? Me interesa saber tu opinión para poder ampliar el tema en futuros posts.

viernes, 5 de febrero de 2016

¿Ahorrar? ¿Qué puedo esperar de las tasas de interés?

Hace unos días me pasaron el siguiente enlace de un artículo interesante sobre las tasas de interés que ofrecen diversos bancos y fondos mutuos a sus clientes en Perú:

Inflación presiona a bancos y fondos mutuos a subir retornos del diario El Comercio de Lima, Perú.

Entonces pensé en averiguar por las tendencias que ha tenido la tasa de interés pasiva del sector financiero peruano, o sea la tasa de interés que el sistema financiero peruano paga a sus ahorristas. Casi pongo sufridos, y creo que hubiera acertado. Uy, ya lo puse.



Pasemos al map…, digo cuadro.

Tasas Pasivas en Moneda Nacional y Extranjera e Índice de Precios al Consumidor año 2015


Tasas Pasivas
IPC Anual

MN
ME
%
31/01/2015
2.27
0.37
3.16
28/02/2015
2.23
0.40
2.92
31/03/2015
2.21
0.39
3.06
30/04/2015
2.29
0.34
2.98
31/05/2015
2.28
0.33
3.18
30/06/2015
2.26
0.32
3.29
31/07/2015
2.25
0.31
3.32
31/08/2015
2.34
0.30
3.81
30/09/2015
2.38
0.29
3.70
31/10/2015
2.38
0.33
3.37
30/11/2015
2.48
0.33
3.86
31/12/2015
2.42
0.33
4.13
31/01/2016
2.57
0.33
4.35
Fuente: Superintendencia de Banca y Seguros – Instituto Nacional de Estadística e Informática

Este cuadro toma la Tasa de Interés Pasiva en Moneda Nacional (TIPMN) y la Tasa de Interés Pasiva en Moneda Extranjera (TIPMEX) promedio del sistema financiero peruano, no de un banco o fondo mutuo u otra opción de ahorro en particular. Ojo, son promedios de todo el sistema financiero peruano.

Ya sé que son un montón de números. Pero lo interesante es lo siguiente, en ninguno de los momentos seleccionados del 2015 la tasa de interés fue mayor al IPC (inflación). Y si restamos las tasas de interés del IPC, notaremos que la diferencia es cada vez mayor. Es cierto que sube la tasa en moneda nacional, pero no tanto como para atenuar el impacto negativo de la inflación.

La pregunta cae por su propio peso, aún cuando uno pudiera pensar que es cruel, ¿qué nos hace pensar que las cosas cambiarán en el futuro cercano? La tendencia está ahí, ésta nos dice que la diferencia entre las tasas de interés anualizada y la tasa de inflación irá creciendo. ¿Cambios? Ojalá sucedan, pero el que escribe esto lo duda. Y en verdad espero equivocarme.

Ahora pasemos a otra herramienta de ahorro, ¿qué, acaso no solo se ahorra en el sistema financiero? Pues sí, pero también ahorramos en dólares, en el banco y/o bajo el colchón. Veamos el siguiente cuadro.

Tipo de Cambio Promedio durante 2015


Tipo de Cambio Promedio
Variación

Compra
Venta
Compra
Venta
31/01/2015
3.056
3.058


28/02/2015
3.091
3.095
1.15%
1.21%
31/03/2015
3.094
3.097
0.10%
0.06%
30/04/2015
3.124
3.127
0.97%
0.97%
31/05/2015
3.155
3.158
0.99%
0.99%
30/06/2015
3.174
3.179
0.60%
0.66%
31/07/2015
3.186
3.192
0.38%
0.41%
31/08/2015
3.234
3.237
1.51%
1.41%
30/09/2015
3.220
3.223
-0.43%
-0.43%
31/10/2015
3.282
3.287
1.93%
1.99%
30/11/2015
3.372
3.376
2.74%
2.71%
31/12/2015
3.408
3.413
1.07%
1.10%
29/01/2016
3.468
3.471
1.76%
1.70%
Variación anual enero 2015 - enero 2016
13.48%
13.51%
Fuente: Superintendencia de Banca y Seguros – Instituto Nacional de Estadística e Informática

Otra vez los números. Sí, pues. Son inevitables. Pero una rápida revisión nos dice que el tipo de cambio creció durante todo el año pasado, excepto en agosto. Además, si comparamos el 31 de enero de 2015 con el 29 de enero de este año, veremos que el tipo de cambio (el precio de dólar) creció más del 13%.

Claro, todos somos generales después de las batallas, pero nadie puede negar las cifras. El dólar creció más que el IPC, más de 9%. Estoy mencionando lo que ocurrió el año pasado, este año podría no ser así necesariamente.

El Área de Estudios Económicos del Banco de Crédito hace una semana nos decía que el dólar llegará este año hasta S/.3.65. Según lo que hemos visto últimamente podría llegar a más, ¿3.70? ¿3.80? Si ya estamos casi en los S/.3.50.Eso dependerá del manejo que haga el BCR de la política monetaria y cambiaria, así como el panorama electoral que estamos comenzando a vivir.

¿Entonces? ¿Qué hacer? ¿Saco mi plata y la cambio a dólares? Parece ser una buena medida dados los resultados de 2015. En todo caso, a pensar bien qué hacemos con nuestro billete. ¿Tal vez un negocio? Puede ser. Siempre hay oportunidades para llevar a cabo algunos business que nos hagan incrementar de manera real nuestros ahorros.

El consejo más práctico sería estar siempre atento a las tasas de interés que nos pagan y a los diversos productos financieros que nos ofrecen, además de estudiar bien las instituciones financieras a las que les vamos a dar nuestro dinero. 

Acuérdense de diversificar el riesgo, no meter todos los huevos en una sola canasta. Diversificando, es decir invirtiendo o poniendo dinero en varias opciones de ahorro o inversión, hacemos que los riesgos de perder sean menores, puedo perder en una actividad, pero no en todas.